viernes, 2 de septiembre de 2011

Mucho más grave.

Por: Solamente Lilith.

Hay poemas de poemas. Prosas, versos, líricas que le llegan a uno al alma, le parten en dos el corazón y continúan clavando el puñal hasta lo más profundo de la herida. En particular a mi me gustan mucho Mario Benedetti y por supuesto la grande Gioconda Belli, (¿mamerta yo? jajaja) conozco amigos, y a decir verdad yo también - aunque duela reconocerlo - que hemos hecho de Inventario I, II y III, nuestra biblia, esa con la que conquistamos, pedimos perdón, enseñamos y aprendemos. 


He sido yo misma una feliz víctima de esta situación, recuerdo con claridad esas tardes en las que sentados en el pasto de la cualquier universidad de Colombia me leían a Benedetti.!Oh tiempo aquellos¡

Podría encontrar una canción, poema o cuento que esté relacionado con cada uno de los momentos de mi vida, largas noches, cortos días, lluvia incesante, desierto árido, nieves perpetuas, ríos de colores, montañas de esperanza. Este poema que les regalo, te regalo y me regalo, me estremece, mucho más en un día como hoy, un viernes en el que como otros quisiera agarrar hacia donde ti y refugiarme en tus brazos-abrazos, en tu boca-beso, en tu cuerpo-mar-montaña-árbol.

Un día como hoy que es especial porque en contadas horas veré las caras llenas de alegría de esos jóvenes con los que tuve la fortuna de compartir parte de su vida, y recibirán de nuestras manos el diploma, que de por si no puede que no signifique nada, pero que es un símbolo de los días y las noches de aprendizaje, de las rutas escogidas, de los logros obtenidos, de los amigos encontrados, que hoy, cuando se gradúan como profesionales, culmina y empieza una parcela de su vida.

Sin más preámbulos y luego de varias lágrimas con ustedes... Mucho más grave de Mario Benedetti.

Todas las parcelas de mi vida tienen algo tuyo
y eso en verdad no es nada extraordinario
vos lo sabes tan objetivamente como yo.
Sin embargo hay algo que quisiera aclararte,
cuando digo todas las parcelas,
no me refiero solo a esto de ahora,
a esto de esperarte y aleluya encontrarte,
y carajo perderte,
y volverte a encontrar,
y ojalá nada mas.

No me refiero a que de pronto digas, voy a llorar
y yo con un discreto nudo en la garganta, bueno llora.
Y que un lindo aguacero invisible nos ampare
y quizás por eso salga enseguida el sol.
Ni me refiero a solo a que día tras día,
aumente el stock de nuestras pequeñas y decisivas complicidades,
o que yo pueda creerme que puedo convertir mis reveses en victorias,
o me hagas el tierno regalo de tu más reciente desesperación.

No.
La cosa es muchisimo mas grave.
Cuando digo todas las parcelas
quiero decir que además de ese dulce cataclismo,
también estas reescribiendo mi infancia,
esa edad en que uno dice cosas adultas y solemnes
y los solemnes adultos las celebran,
y vos en cambio sabes que eso no sirve.

Quiero decir que estas rearmando mi adolescencia,
ese tiempo en que fui un viejo cargado de recelos,
y vos sabes en cambio extraer de ese páramo,
mi germen de alegría y regarlo mirándolo.

Quiero decir que estas sacudiendo mi juventud,
ese cántaro que nadie tomó nunca en sus manos,
esa sombra que nadie arrimo a su sombra,
y vos en cambio sabes estremecerla
hasta que empiecen a caer las hojas secas,
y quede la armazón de mi verdad sin proezas.

Quiero decir que estas abrazando mi madurez
esta mezcla de estupor y experiencia,
este extraño confín de angustia y nieve,
esta bujía que ilumina la muerte,
este precipicio de la pobre vida.

Como ves es más grave,
Muchisimo más grave,
Porque con estas o con otras palabras,
quiero decir que no sos tan solo,
la querida muchacha que sos,
sino también las espléndidas o cautelosas mujeres
que quise o quiero.

Por que gracias a vos he descubierto,
(dirás que ya era hora y con razón),
que el amor es una bahía linda y generosa,
que se ilumina y se oscurece,
según venga la vida,
una bahía donde los barcos llegan y se van,
llegan con pájaros y augurios,
y se van con sirenas y nubarrones.
Una bahía linda y generosa,
Donde los barcos llegan y se van
Pero vos,
Por favor,
No te vayas

No hay comentarios:

Publicar un comentario