lunes, 18 de julio de 2011

Carta abierta a Amparo Grisales de Florence Thomas

Para estos tiempos de figurines, complejos y llantos por no creerte hermosa, por no creer en ti...

Tomado de: eltiempo.com

Amparo: hace poco estuve viendo el lanzamiento de la campaña de tu nuevo producto de belleza para conservar la juventud. Estás muy linda, como siempre. Claro, a mis 68 años me pregunté: ¿para qué la eterna juventud? Y luego me di cuenta de que me preguntaría lo mismo si tuviera 40 o 50 años. ¿Qué haría yo con una eterna juventud? Prefiero mil veces mis arrugas, mi piel no tan firme, mis gorditos en la cintura, mis amigas que envejecen conmigo y mis amigos que siguen creyendo que nosotras las mujeres somos las únicas que envejecemos.

Minería contaminante a cielo abierto en Colombia

Carta de Medófilo Medina a Alfonso Cano.

Personas de carne y hueso

Comandante Cano: 

Me dirijo a usted apoyado en dos razones.