viernes, 15 de febrero de 2008

¿POLARIZACIÓN? NO, EN COLOMBIA SOLO HAY GENTE DE BIEN

“¿Por qué no obedeció?” Le preguntó el capitán al médico, y este le responde, “es que obedecer por obedecer, así sin siquiera pensarlo, solo lo hacen personas como usted Capitán” Acto seguido, mientras el médico se aleja, el hombre vestido de militar, saca su pistola y lanza un tiro certero que ocasiona la muerte del doctor.

Esta escena de la película “El laberinto del Fauno” llega a mi mente de manera frecuente en estos momentos de marchas, odios, oprobios y lágrimas de cocodrilo. Ahora empiezan a desenmascararse aquellos descendientes de Musoline, Hitler y Franco, vemos como brotan sus venas cuando alguien los contradice, cuando ven, leen o escuchan las palabras de quienes no piensan como ellos y ellas, como señalan a siniestra más que a diestra de guerrilleros y terroristas a todos aquellos que no les besan el anillo o el crucifijo, ni se arrodillan ante su magnánima presencia.

Hoy los medios de comunicación promueven el odio, contribuyen a dividir el País, ahora resulta que hay colombianos de bien y otros malos, dentro de los que estamos nosotros, que lo único que queremos es destruir a Colombia dicen, que si tanto nos gusta Venezuela y Cuba por qué no nos vamos para allá reclaman, con sus voces gritan al unísono que viva la soberanía nacional, pero rodilla al piso aclaman la visita de los voceros del Imperio.

Y el aire se ha vuelto pesado y todo el mundo anda con el dedo presto a señalarte, hace poco en una universidad de Cartagena, en medio de la clase el profesor preguntó a sus estudiantes quien no era de Colombia, una muchacha levantó su mano y dijo que ella era de Venezuela, de inmediato un joven gritó “Guerrillera”, el mismo joven que durante la marcha del 4 de febrero, apoyada por ésta como por otras universidades de la Ciudad, ondeaba una pancarta en la que se leía fuera Chávez, Piedad y las FARC de Colombia.

No se por qué, pero con sorpresa leí la columna de Fernando Londoño en el Tiempo del 14 de febrero, su titular me llamó la atención, “La marcha de las FARC”. Sin ningún temor, y sin duda sin que sus dedos temblaran al escribir cada letra de esta sentencia de muerte para quienes salgamos a marchar, hace un análisis de lo que para él es esta convocatoria, “un desagravio para Jojoy y una afrenta para nuestro ejército”, inicia.

El ex Ministro desaprueba que el Periódico El Espectador por medio de su Editorial invite a marchar a las y los colombianos el 6 de marzo, hace referencia a que esta marcha está convocada por Anncol, página Web que el Gobierno señala de ser manejada por las FARC, pero no lo escuchamos decir nada porque Mancuso desde su sitio en Internet convocara a la del 4 de febrero. Señala como mentiras y exhorta a dar pruebas de las ejecuciones extrajudiciales, de los falsos positivos presentados por el glorioso ejército colombiano, de los sindicalistas y militantes de la izquierda desaparecidos, torturados y asesinados por paramilitares en connivencia con las fuerzas armadas que el tanto defiende.

“Amigos de las FARC” llama a quienes salgan el 6 de marzo. Señoras y señores nos encontramos aquí ante la prueba viva y fehaciente de que en Colombia es un pecado ser diferente, por cualquier motivo, ser de izquierda, ser gay, ser negro, ser pobre, ser joven, ser estudiante, o simplemente ser, si usted tiene la capacidad de pensar, de criticar y de no tragar entero, usted no es un colombiano de bien, si no está de acuerdo con Uribe, el TLC, y peor aún si no está de acuerdo con la segunda reelección, déjeme informarle que usted no es un colombiano de bien.

Y si, da miedo la polarización del País, pero da más miedo quedarse callado ante las cosas que están pasando, ante las verdades que quieren ocultar, da más miedo no hacer nada, por eso esta es una invitación a continuar concientizando a la gente, a tener una visión crítica de las cosas y no tragar entero, a escribir, a leer, a salir a las calles y ver el mundo con ojos diferentes, a que como diría Benedetti:

“no te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo…”

No hay comentarios:

Publicar un comentario