miércoles, 13 de febrero de 2008

El 6 de marzo marcharemos con las víctimas, Contra los victimarios y su gobierno

Jaime CaycedoSecretario General del PCC

El predio Carimagua, en el departamento del Meta, será entregado en licitación a grandes empresarios terratenientes y no a los campesinos desplazados. Asombra la insensibilidad social del ministro de agricultura y del presidente Uribe.

Para ellos, primero está el agronegocio. En último plano, las víctimas de la violencia y el narcoparamilitarismo. Por lo demás, nada de raro tiene que los adjudicatarios licitantes sean testaferros. Ya el Incoder se vio obligado a rectificar adjudicaciones a testaferros de los victimarios. Estamos en plena ejecución del Estatuto Rural, aprobado por el parlamento, el año anterior.

Uribe aspira a una segunda reelección y ese va a ser el centro de su preocupación en lo que resta de este mandato. Quienes marcharon el 4 de febrero agregaron una cucharada de sal y otra de dulce a este propósito. Quienes lo hicieron sin pensar en el reeleccionismo deben pensarlo bien ahora, para la próxima vez. Aquí no se puede parafrasear aquello de que “nadie sabe para quién marcha”.

Pero la mayor parte se engañaron doblemente. Sirvieron, a posteriori, al proyecto de una segunda reelección, bajo el auspicio del flamante partido de la U, fundado por los áulicos de Uribe. Y también lo hicieron, en definitiva, por un gobierno que se empeña en reivindicar, estimular, enriquecer y legitimar a los victimarios. Esto, no deben olvidarlo.

Entre tanto, el campesinado pobre, los sin tierra, los desplazados, claman por una redistribución democrática de la tierra, en contra de una reconcentración de la misma en manos de monopolistas. La tierra a quienes la trabajan, es su consigna. Ellos pueden generar producción y empleos, en mayor escala y con mejor direccionamiento social que los agro combustibles que exige de nuestros campos el imperio.

El 6 de marzo marcharemos con las víctimas. Contra los victimarios y su gobierno.
jaimecaycedo@hotmail.com
Bogotá, febrero 12 de 2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario